La educación tiene un efecto directo sobre la vida de las personas y sobre la sociedad en su conjunto. Si queremos que las sociedades progresen y que las personas tengan una mejor calidad de vida, es necesario mayor inversión en el campo educativo, no sólo a través de políticas públicas, sino también del sector privado.

Ver nota completa